Fondo Contenido

Consejos

El poto

EL POTO

UNA TREPADORA PARA EL INTERIOR
30/01/2012

El poto, del género epipremmum, pertenece a la familia de las aráceas.

Si buscas una planta que no requiera excesivos cuidados, esta planta trepadora, originaria de zonas tropicales de Asia y el Pacífico, es una opción muy buena.

Posee una alta resistencia a periodos de sequía. Sus decorativas hojas de color verde con pequeñas manchas blancas o amarillas, llenarán cualquier rincón en poco tiempo, gracias a su rápido crecimiento.

Para que tenga un desarrollo óptimo es imprescindible la luminosidad, aunque no es recomendable exponerlo al sol directo, ya que las hojas perderían parte de su intenso color verde. Aunque le gusta la humedad, el exceso de agua y los encharcamientos no son apropiados, las hojas adquieren un tono amarillento y pueden llegar a pudrirse.


Su salud será inmejorable si abonamos el sustrato durante el verano, para evitar la falta de minerales que provocarían enfermedades como la clorosis férrica. Además, las hojas quedarán brillantes si las limpiamos con un paño humedecido.
Para evitar que el crecimiento del follaje disminuya, podaremos regularmente los tallos
Ten a mano siempre un insecticida, fungicida y acaricida